Terapia para familias

¿En qué consiste?

Nuestra terapia de familia está dirigida a un grupo familiar en su conjunto con el objetivo de ayudarles a resolver los conflictos y mejorar las habilidades de comunicación entre sus miembros. Abordamos los problemas generados en el contexto de las relaciones familiares o con personas significativas en su vida, el o la terapeuta trata los problemas y es el propio tratamiento el que hace mejorar la convivencia y la forma de relacionarse para restablecer el equilibrio del sistema familiar y la calidad de vida.

Primero el/la psicólogo/a realizará un buen diagnóstico del problema y elaborará un plan de tratamiento personalizado y centrado en objetivos. Después, el/la psicoterapeuta aplicará las técnicas y herramientas más adecuadas y ajustadas. Ambos construirán un vínculo terapéutico seguro, cercano y respetuoso.

¿Qué conseguirás?

Mejorar el funcionamiento familiar en diferentes contextos y niveles, aumentar vuestra confianza mutua y el apoyo emocional entre todos los miembros de la familia, desarrollar estrategias y habilidades de afrontamiento y resolución de conflictos ante diferentes situaciones. En definitiva, conseguir una familia funcional y sana:

  • Con una comunicación más fluida donde cada miembro pueda expresarse libremente sin temor a ser castigados, juzgados o rechazados.
  • Los miembros de la familia aprendan a respetar los límites de los demás.
  • Se consigan unas normas y límites claros pero flexibles.
  • Se pueda proteger a sus miembros sin caer en la sobreprotección o autoritarismo.
  • Se fomente el desarrollo y crecimiento de cada uno de los miembros respetándose sus diferencias.
¿Cuándo consultar?

Los problemas que surgen dentro de la familia pueden afectar a todos los integrantes de la familia y es recomendable acudir a terapia en los siguientes casos:

  • Problemas en la convivencia familiar debido a los conflictos, peleas y discusiones diarias.
  • Problemas en la comunicación familiar.
  • Problemas de conducta, escolares y otros en los/as hijos/as.
  • Problemas con la familia política u otros miembros familiares fuera de la unidad familiar.
  • Cuidado de un familiar con necesidades especiales.
  • Separación o divorcios difíciles y planificación de las custodias compartidas.
  • Nacimiento de un nuevo hijo/a, nuevas parejas y familias reconstituidas.
  • Rivalidad entre hermanos, dificultad en implantar límites y normas.
  • Menores en acogida y adopciones.
  • Independencia de los/las hijos/as.
  • Crisis familiar provocada por problemas económicos.
  • Acontecimientos vitales estresantes: fallecimientos de un familiar, enfermedades graves, accidentes, etc.
¿Qué metodología seguimos?

Aunque nuestro enfoque es integrador, cuando trabajamos con familias lo hacemos desde una mirada sistémica, esto es, considerando a la familia en su conjunto como un todo, donde lo importante son las relaciones que se establecen entre los miembros de la misma y buscar cambios en las dinámicas de estas relaciones con el objetivo de lograr una solución. Las sesiones son de 90 min, durante éstas, el/la terapeuta familiar actuará de guía, observando los distintos roles que tienen los miembros de la unidad familiar y sus posiciones con respecto al sistema en conjunto.
Contamos con excelentes profesionales especializados en terapia familiar en un entorno muy cercano, cómodo y adaptado a las necesidades de cada familia. No dudéis en poneros en contacto con nosotros cuando lo necesitéis.



Somos un centro de Psicología especializado en ofrecer un servicio integral de atención psicológica y de formación.

Contacta con nosotros 

  • 644 63 60 18 

    • Paseo de la Castellana 151 8A
    • Manuel Silvela 8, 5ª Planta Oficina D - 28010 - Madrid 



© SiPsicología